VIVIENDO EN LISBOA, PORTUGAL

Lisboa, Portugal

Dicen que emigrar es de cobardes, huir del país que te vio nacer, crecer y te ofrece las herramientas necesarias para ser quien eres hoy en día, en mi punto de vista es de valientes, dejarlo todo y guardar 29 años en dos maletas. La adaptación consiste en sacar provecho de las circunstancias que se te presentan el día a día.

En Venezuela tenía toda mi vida, mi esencia, mis raíces, un futuro que mi familia y yo queríamos disfrutar, teníamos grandes planes de vida, pero lamentablemente no se pudo lograr. Cada día tenía un nuevo precio de las cosas, no fue una decisión fácil. Ya no podíamos estar en un lugar donde sabes cuando sales, pero no si regresas; donde comer, enfermarse y salir era todo un reto de vida. Dejamos familia, amigos y hermosos recuerdos. Soy única hija y mi parte más traumática no fue lo material eso se recupera, fue el despedirme de mis padres con la esperanza de poder reunirnos pronto en Lisboa.

Llegamos a Lisboa el 23 de marzo, nos fuimos con mucha tristeza de suelo venezolano y pisando un suelo nuevo, lleno de oportunidades para reconstruir una vida, tuvimos miedo no lo niego, el ser humano siempre tiene miedo a lo desconocido. Aquí estaba terminando el invierno, había demasiado frío y mucha lluvia, esa fue nuestra primera anécdota, llegamos directo a comprar ropa, vinimos como si fuéramos turistas en medio verano. Alquilamos una casita en Odivelas a 15 minutos de la ciudad, un pueblo tranquilo, armonioso, de casas pequeñas.

Lisboa, una ciudad llena de grandeza, no lo puedo negar, antigua, tranquila, y con mucha historia, las calles tienen el mismo patrón empedrado llamado calçada portuguesa, algunas son irregulares, otras contienen diseños de piedras de diferentes tonos. La calidad de vida es buena, el ordenado mínimo de un trabajador alcanza para una vida tranquila, los alimentos son accesibles, la ropa y calzado también, aquí tienen por costumbre trabajar duro todo el año para después poder disfrutar de unas agradables vacaciones. El combustible es costoso en comparación a todo lo demás, el sistema de salud es excelente y económico para quien resida, para turistas o personas en trámite de legalización las medicinas y médicos son costosos.

Calles de Lisboa
Calles de Lisboa

Lo primero que me di cuenta en las primeras semanas es que aquí las personas viven como en cámara lenta, para todo es una calma, me pegó mucho sobre todo por venir de la bulliciosa y acelerada Caracas. Mi hija se adaptó muy bien y rápido a su colegio y desde la primera semana llegó hablando palabras que no entendía. Sus educadores nos prestan toda la ayuda posible y nos apoyan es esta transición. El bienestar y la felicidad de nuestra hija es la tranquilidad de nosotros sus padres.

La comida es buena, pero con mucha grasa y sazón para mi gusto, existen demasiadas comidas típicas, pero no soy del tipo de persona que le gusta probar en cuestiones gastronómicas. Algo que me sorprendió es la venta de licores sin restricción, aquí no existen licorerías, todo lo consigues en el supermercado, y hasta los puestos de comida rápida te lo ofrecen como parte del menú. En diciembre todo cambia, se siente en cada rincón la víspera, pero en cuestiones de comida se sirve bacalao con papas y col, entre muchas otras cosas.

Idioma, un choque total, no es difícil de entender y menos de aprender, pero tienes ciertas palabras que en todos mis niveles educativos me enseñaron que están mal dichas, decir o escribir “emprestar” o “resolvido” no estaba en mi léxico, existen muchas palabras iguales al español, pero con significados totalmente diferentes, ejemplo la palabra “espantoso” no quiere decir desagrado sino al contrario es asombroso, único. Tienen una regla fundamental las mujeres dicen obrigada (gracias) a cualquier género y los hombres obrigado (gracias).

Los días, cómo adaptarse a que en verano son las 10 pm y aun es de día, me acuerdo que le decía a mi hija de 4 años a las 8:30pm “nena es hora de dormir” y ella me decía “mami pero aun no es de noche’’, era muy cómico, aquí tenemos las 4 estaciones lo cual es todo un espectáculo digno de admirar, tenemos el verano con temperaturas altas y días muy largos, después el otoño con fuertes brisas y se ven las hojas caer cubriendo las calles, lluvias irregulares, llega el invierno con frío y lluvias constantes los días se acortan, la primavera es la estación perfecta sin calor, sin frío y todo se llena de hermosas flores.

Lisboa se adapta según los gustos de las personas, a mí en particular me encanta los museos, los castillos, palacios o monumentos, caminar por un parque, una plaza, por la playa, mis gustos se adaptan muy bien a esta ciudad. La playa en cualquier época es fría, son inmensas, cristalinas y limpias. La ciudad está llena de pulmones naturales muy lindos, ideales para una caminata relajante y compartir con la madre naturaleza. Existen miraderos que te muestran la majestuosidad de la ciudad.

Para manejar es otra cuestión, a pesar de que no hay el tráfico constante como allá (en Caracas), es súper fácil obtener una multa, existen muchas rotundas y una complicada demarcación y señalizaciones de tránsito, pero las carreteras y autopista están en perfecto estado, vale cada uno de los impuestos que se paga, la ciudad está en condiciones excepcionales.

TIPS QUE DEBES SABER ANTES DE MUDARTE A LISBOA

  • Investigar muy bien en qué época del año se va a llegar para evitar percances de vestimentas.
  • Tener toda la documentación al día aquí son muy exigentes con el tiempo y tramitación, la embajada no resuelve tus problemas.
  • No comer en exceso todo lo que tenemos tiempo sin comer (tienes una vida completa para eso), es muy fácil subir de peso, pero no bajarlo. (yo aumente 10kg en un mes o más y aun lucho por bajarlos)
  •  Existe una temporada que se llama Saldos (rebajas) que ocurren al final de cada estación climática o cuando hay cambio de tendencias de moda, es el mejor momento para comprar ropa y calzado.
  • Las rutas de los autobuses son muy variadas, se tiene que estar muy atento a la ruta donde se quiere ir para no terminar en otros lugares.
  • La seguridad muy buena, hay muchos parques infantiles donde nuestros niños pueden jugar a cualquier hora y libre de riesgos.

‘’Para las personas que les gusta una vida tranquila, pausada, llena de historia y belleza, Portugal es el país que escogerían. ‘’

Jolybeth V Rodriguez de Da Rocha
Escrito por: Jolybeth V Rodriguez de Da Rocha

2 Comentarios

  1. Carlos dice: Responder

    La cómida en Portugal es la mejor, yo voy a Portugal de vacaciones de vez en cuando y mi principal interés es comer.

    1. Jolybeth dice: Responder

      hola carlos, me alegra saber que te gusta la comida de acá, yo me inclino mas a los postres que a lo culinário, pero gracias por tu comentario.

Deja un comentario